La Boca

Génova en el mundo: un barrio ligur en el corazón de Argentina

En Buenos Aires hay un barrio muy ligado a Génova, La Boca. El nombre recuerda al de Boccadasse, el pueblo de pescadores de colores pastel, ¿será una coincidencia?

48 views
11 min

Todos en Génova conocen Boccadasse, el burgo de colores pastel donde te recompensas con un helado o un cono de frito mixto después de caminar por el paseo de Corso Italia. El antiguo pueblo de pescadores se fusionó con el municipio de Génova a finales del siglo XIX y se ha mantenido sustancialmente fiel a su trazado urbano original, conservando el núcleo de las antiguas casas de colores. Según diversas fuentes, el origen de su nombre deriva de la forma particular de la bahía, que se asemeja a la boca de un burro – bocca d’âze en genovés Boca

Pero quizás no todos saben que, al otro lado del océano, en el corazón de Argentina, hay un barrio igualmente colorido y pintoresco, cuya historia se entrelaza con la de Boccadasse. Este es el barrio de La Boca de Buenos Aires, construido en el siglo XIX y destino privilegiado para numerosos inmigrantes genoveses.

La presencia masiva de Zeineise ha influido fuertemente en el desarrollo histórico-cultural del distrito, haciéndolo muy similar a su contraparte de Liguria.

Para empezar, se destaca la analogía entre los dos nombres, La Boca y Boccadasse: según la leyenda, el barrio argentino tomó su nombre del antiguo pueblo genovés, por voluntad de algunos inmigrantes genoveses, que querían preservar la memoria de sus orígenes ligures.

Sin embargo, algunos dicen que el nombre en realidad deriva del hecho de que La Boca se encuentra en la desembocadura (boca) del río Riachuelo en el Río de la Plata, pero la primera versión del mito es sin duda más fascinante.

La Boca
Vistazo de La Boca en Buenos Aires. Foto de Eugenia R.

Un segundo elemento común y fácilmente identificable son las características casas de colores, que se pueden encontrar en ambos lugares, aunque con características muy diferentes: La Boca de hecho nació como un barrio popular, y aún hoy, a pesar de la constante afluencia de turistas, conserva características urbanísticas lejanas de la opulenta Boccadasse.

Las coloridas casas del Caminito, antiguo pasaje ferroviario en el corazón de La Boca, están construidas principalmente en madera y chapa, y hoy albergan varias tiendas para turistas. Basta con un esfuerzo de imaginación para retroceder en el tiempo y visualizar a los inmigrantes, a menudo italianos, que vivían allí, durmiendo en habitaciones superpobladas y utilizando inodoros ineficaces, pagando la mayor parte de su magro salario para poder permitirse unas horas de sueño en un conventillo, expuestos a frecuentes inundaciones debido a su proximidad al río, y a fácil propagación de enfermedades, como durante la epidemia de fiebre amarilla de 1871.

Los colores vivos de las paredes de los conventillos son muy desiguales, pues fueron pintados por los propios inquilinos en un intento de dar vivacidad.

Al no poder permitirse ningún tipo de pintura, los trabajadores utilizaron la pintura sobrante de la pintura de los barcos en el puerto adyacente: como había pocas cantidades del mismo color, las casas eran tan coloridas como las vemos hoy.

La Boca
Conventillo moderno, actualmente utilizado como museo, Buenos Aires. Foto de Eugenia R.

La presencia de estos colores característicos, junto con el fermento cultural del barrio y los numerosos clubes de tango, han llevado a La Boca a ser una de las zonas más turísticas de Buenos Aires, convirtiéndose en uno de los 10 lugares más fotografiados del mundo según el ranking Google Sightsmap. Al mismo tiempo, como sabemos, Boccadasse es uno de los lugares más fotografiados de la ciudad de Génova y es el típico “sujeto de postal”.

Si Boccadasse puede contar edificios de valor artístico como la iglesia de Sant’Antonio di Padova y el castillo de Türke diseñado por Coppedè, un famoso arquitecto y escultor inspirado en el estilo Liberty, La Boca alberga varios lugares de arte, en primer lugar el famoso Caminito, un museo al aire libre creado gracias al proyecto del pintor Benito Quinquela Martín, que cambió el destino de una estrecha calle peatonal, una vez ocupada por el ferrocarril, ahora en ruinas: por su iniciativa, se restauraron los colores descoloridos de los conventillos y la calle, que solia utilizarse como vertedero, fue limpiada.

En 1959 la calle se convirtió oficialmente en Museo de Arte al Aire Libre, dando a todos la oportunidad de aprovechar las obras de arte expuestas, sin necesidad de boleto y sin restricciones de tiempo.

Curiosamente, Martín era hijo adoptivo de una pareja de genovéses de La Boca, que siempre había sido muy apegado a su barrio de origen y un apasionado pintor de escenas de la vida cotidiana en el puerto.

Más curioso aún, el antiguo nombre de Caminito deriva del dialecto genovés: hasta la década de 1950 se llamaba Puntín, “pequeño puente” en genovés, porque un pequeño puente daba la posibilidad de cruzar el río en ese punto.

El nombre actual, Caminito, se le dio en homenaje a una famosa canción de tango inspirada en la calle de Juan de Dios Filiberto, compositor y amigo de Martín.

Una conexión más entre La Boca y Génova se puede encontrar al referirse a uno de los equipos de fútbol argentinos más famosos: Boca Junior, fundado en el distrito homónimo en 1905 por cinco inmigrantes genoveses, y por eso conocido en Argentina como “el equipo Xeneize”. El uniforme oficial del equipo incluso llevaba Xeneizes (Genoveses) escrito en la espalda.

Más allá del amor por el arte y la pasión por el fútbol, ​​lo que caracteriza al distrito de La Boca es un fuerte espíritu de comunidad y solidaridad mutua, y es precisamente por este sentimiento que existió fugazmente una de las más pequeñas repúblicas de la historia, la República de La Boca.

La República de La Boca

Las reconstrucciones históricas son fragmentarias, pero relatan sustancialmente la misma narrativa: en la segunda mitad del siglo XIX, las condiciones de vida de los habitantes del barrio estaban al borde de la supervivencia y el vacío institucional era palpable. El descontento generalizado fue contenido parcialmente por algunas sociedades rudimentarias de primeros auxilios y la circulación de ideas socialistas y anarquistas estaban en la agenda.

Por estas razones, parece que, entre 1876 y 1888, un grupo de genoveses decidió declarar la independencia del distrito y su lealtad al rey de Italia Umberto I, con la creación de una bandera con el escudo de Saboya, y la proclamación de “La Repùblica de La Boca”.

La experiencia terminó poco después con la intervención del propio presidente argentino, pero lamentablemente las fuentes históricas al respecto son escasas.

La Boca
Murales “Réplica de La Boca” en un patio deportivo del barrio de La Boca, Buenos Aires. Foto de Eugenia R.

En conclusión, los vínculos entre los dos lados del Atlántico son múltiples y la mayoría de ellos aún son desconocidos para muchas personas, pero sería imposible encerrar en un solo artículo el complejo entrelazamiento de hilos que une a estos dos países. Por lo tanto, lo invitamos a descubrir los próximos paralelismos entre Italia y América Latina en las páginas de Wall:out.

(ver también el artículo de wall:out: Una fugassa en Buenos Aires – Entre los siglos XIX y XX, miles de italianos emigraron a Sudamérica en busca de mejores fortunas. Algunos de ellos ensalzaron sus orígenes a través de la gastronomía. Esta es la historia de la familia Banchero.)

Imagen de portada:
Ilustración de Martina Spanu


Escribe al autor

¿Quieres contactar con la Autoridad para hablar sobre el artículo? 
Haga clic en el botón de la derecha. O escriba un comentario en el siguiente formulario.


Classe ’95, nata a Genova, con il cuore sempre in questa città ma con il corpo in movimento. Inizia gli studi a Pavia, per proseguire poi a Tolosa, Bologna, Bilbao e Montevideo. Laureata in International Affairs e appassionata di America Latina - ma soprattutto di empanadas e Malbec. Impegnata nella lotta alle mafie e volontaria dell’associazione Libera fin dal liceo.

Lascia un commento

Your email address will not be published.

Divago Festival 2021 Genova
Articolo Precedente

Un festival, otto artisti, due residenze

International Mother Language Day
Prossimo Articolo

International Mother Language Day

Ultimi Articoli in Large

ITsART

La tanto discussa Netflix della cultura, della quale la cultura non ha bisogno.